Feeds:
Entradas
Comentarios

El imaginario español no siempre tiene razón. Ni todos los albañiles son obscenos, ni todos los camioneros son gordos, ni todas las modelos son tontas. Ahora bien, sí que es cierto que yo pensaba que todas las castañeras eran feas. Realmente, algunas no son feas, son más que feas. He vivido en distintas ciudades y en tres comunidades distintas (Madrid, Asturias y Aragón) y siempre había creído que los cuentos de brujas se basaban en esas horrendas mujeres con rasera dando vueltas a sus pociones mágicas a base de castañas.

Pero no, he encontrado lo que a mis treinta y dos años creía que era imposible. En la plaza de la Inmaculada de Huesca hay una castañera guapa.

¿Continuará la próxima temporada de castañas o será sólo una flor de un día?

Anuncios

El 19 de noviembre se reunieron todos los miembros del Colegio Cardenalicio en el Vaticano en una jornada de reflexión sobre los curas pederastas.

Sin embargo, ahora sólo se habla de los condones.

¿Será el tema de los preservativos una cortina de humo de Susan y sus Monses para no hablar del principal problema que tienen los religiosos?

El Papa ya permite usar condones.

Eso si, solo para no pillar el SIDA y para las prostitutas. Susan (AKA Su Santidad) no expecifica, o yo no lo he encontrado, si se pueden usar preservativos para violar niños.

En el juicio final alegare que me daba apuro pedir la prueba del VIH.,, quiza asi alcance la gloria eterna.

Gracias, Susan.

Tras las últimas elecciones catalanas, me puse una camiseta naranja y fui al bar donde solía reunirme con mis amigos casi a diario. ahí estaba mi amigo JGI, también de naranja, color de la democracia en Cataluña, con quien tome tres botellines verdes, color de la esperanza, de cerveza y nos fuimos a celebrar que la democracia, pese a los naZionalistas, había entrado en Cataluña.

Este año, que a los naZionalistas de siempre se le han unido grupos tan peligros o mas que ellos, como Solidaritat, de Joan Laporta o Inciativa per Catalunya, de Josep Anglada que, con el mismo discurso, pero cambiando matices buscan el voto ultra que desestabilice la democracia para la que tanto esfuerzo han invertido miles de españoles.

Pero, pese a los naZionalistas y sus cómplices por un lado y, junto a los aires frescos que traen los Albert Rivera y compañía, llega una candidatura que no hay que olvidar: CORI con su peculiar Ariel Santamaria y Carmen de Mairena quien, a grito de “Viva Tarragona, que me deja el chocho como una mona” se presentan a las elecciones catalanas con una serie de propuestas “guachis”. Algunas son esperpénticas, pero tiene alguna cosa interesante (en negrita mis opiniones):

Legalización de la marihuana y plantaciones en las zonas verdes catalanas
. No puedo estar más de acuerdo. Aprende, Espe: marihuana a cascoporro en toda la comunidad.
Ventiladores gigantes en Lleida para disipar la niebla. O que canalicen el cierzo con tubos desde Zaragoza.
Que los Mossos lleven barretina. Con la gorra de plato no pueden pegar igual de bien.
Enviar a Marte productos catalanes. No, amigos, no… si queréis mandar al exterior cava, butifarra y otros productos, yo propongo Alcalá de Henares como destino. Aquí, en la Plaza Cervantes, cerquita de casa, para que disfrutemos los alcalaínos.
Creacion de follodromos publicos. Cojonudo, ya vale de tener que coger el coche para ir a las afueras para follar y, lo que es peor, con 16 años no tienes ni casa ni coche y muchas ganas de follar… o eso dicen que ocurre ahora… porque cuando yo tenia 16 años, no follaba ni Dios.
Creacion de aeropuertos para OVNIs. Esta es mi favorita. ¿Quién no ha querido tener un aeropuerto para OVNIs cerca de casa?


El resto de propuestas.

Luis García Berlanga se ha muerto.

Míster Cagada, como le dice su amigo Jess Franco en el libro, tan irreverente y heterodoxo como el Tio Jess, “Bienvenido Mister Cagada“, va y se muere. Y eso que le jodía… o eso afirmaba al ABC, “el dolor me jode, pero morirme me jode todavia más“. Toma, no, nos ha jodido el amigo. Pero agarra el jodido y se muere. Y nos jode a todos los españolitos que vinimos al mundo y nos criamos con El Verdugo, con La Escopeta Nacional, Plácido o La Vaquilla.

Todavía me acuerdo una anécdota de mi infancia en la que yo no quería hacerme fotos de comunión. Realmente no quería comulgar, pero además, aguantar toda la parafernalia, peor todavía. Y, a cambio de dejarme hacer las fotos sin protestar, mi madre me llevo a ver Moros y cristianos en la que intervenía, entre otras personas, uno de mis ídolos de infancia, Elena Santoja, presentadora y directora de, en ese momento, Con las manos en la masa. Y es que, aunque me jodiesen las fotos, ir a ver una película de Luis García Berlanga compensaba ese sufrimiento. Como compensaba la jodienda de hacer los deberes si luego veía Con las manos en la masa.

Y es que, aunque a Berlanga le joda morir, a mi también me ha jodido su muerte.

Antena 3 ha fichado a Isasaweis, una videoblogger que habla de recetas y trucos de belleza sin mucha gracia ni estilo. Allá ellos. Su espacio tendrá la misma repercusión que Museo Coconut.

Pero yo me quedo con Noemí Montiel, del blog Contolstyle, mucho más amena, más didáctica, mejor estilista, con mejores videos y, además, me resulta más atractiva. Por si había alguna duda, me considero fan a tiempo completo de Noemí Montiel.

Lástima que yo no sea directivo de Antena 3. Ni de ningún otro canal. Si no, mi elección estaba clara. Noemí Montiel. Ténganla en cuenta.

Museo Coconut

Ya se ha dado el segundo acontecimiento audiovisual del año. Una de las ilusiones cuando comenzó el 2010 era ver Machete, película que me fascinó, ya que cumplía perfectamente las expectativas: una historia simple, tías buenas, malos muy malos y violencia a cascoporro.

Mientras avanzaban los meses, se dio otra noticia que me ilusionó bastante: el estreno de Museo Coconut. La banda de Hill Valley (Ernesto Sevilla, Joaquín Reyes y compañía) creaban una sitcom. Tras la incertidumbre de la fecha del estreno, por fin llegó el día 1 de noviembre y se produjo. Ayer. No me lo pude perder. Sin embargo, cuando acabó, me quede tibio.

Con las horas de risa que nos han dado con La hora Chanante primero y Muchachada Nui después, este primer capitulo de Museo Coconut apenas me hizo sonreír en contadas ocasiones. No sé si será porque Ernesto Sevilla no está a la altura como director de Joaquín Reyes o que se les ha hecho grande el proyecto.

Cierto es que cambia mucho de hacer sketch a hacer una serie, pero el mejor grupo de humoristas del país se podían haber esforzado más. Quizas yo tenia las expectativas muy altas. Pero no me terminó de convencer la serie. Espero que cambie a mejor…

O que vuelvan a los sketchs, que es lo suyo.